La cerrazòn a la educaciòn. Capitulo II La meritocracia y la educaciòn de los maestros

La cerrazón a la educación. Capitulo II. La meritocracia y la educación de los maestros

Sin mayor preámbulo, la educación de los maestros es el principal parámetro  que debe fomentar y garantizar  cualquier sistema educativo. -¿ Què maestro puede educar a otros maestros, o a sus pupilos carente de la misma?-.

El concepto de “educación  de un maestro” procederè a delimitarlo claramente para puntualizar la postulación de este capitulo II, en un apartado màs adelante. Afirmo que el mèrito exigido al magisterio no concuerda con el sistema democrático prevaleciente en la actualidad en el resto de los espacios del Estado mexicano. La contratación de maestros, en pleno siglo XXI ha dejado de ser una plataforma estamental en la que se heredaba a los hijos la plaza o se ingresaba al sistema educativo por mèritos o amistades sindicales (requiescant in pace). No sucede asì con el resto de la plantilla de personal, como mandos intermedios, superiores e incluso por las cabezas o el equipo de asesores que plantean los cambios o ajustes en la programación administrativa o financiera, planeación o diseño de las actividades en el sistema educativo. Estàn ahì por dedazo, por compadrazgo, por parentesco consanguíneo o por premio a algún encubrimiento de delitos financieros o de cualquier tipo. La interrogante que se hace indispensable en este punto es la siguiente: ¿ Còmo puede un universo de mandos intermedios y superiores, nocivos y lesivos, injertados azarosamente en sus puestos de exigido mèrito, generar indicaciones acertadas en cuanto a la formación, actualización o mejoramiento de las acciones gubernamentales en el sistema educativo conducentes a un incremento en los índices de calidad educativa mandatada, desde 2013, en la Reforma Educativa a la Constituciòn de los Estados Unidos Mexicanos en el artículo tercero? La respuesta genera un callejón sin salida dado que el sistema democrático mexicano establece como premiación los puestos de confianza a quienes contribuyen al ascenso de determinados políticos profesionales a las primeras magistraturas en los estados y la federación.

Para que el sistema meritocràtico establecido en la reforma educativa tenga un buen rumbo se requiere que, juntos, mandos, cadenas intermedias en la jerarquía burocrática y personal docente obtengan los mismos requisitos y procedimientos para el ingreso y permanencia en el sistema educativo y la misma “educación”.

Conviene entonces, acto seguido, adelantarnos al punto en donde definamos la educación de la que nunca debe abjurar  el personal de un sistema educativo. Aparte de obedecer, que es la consigna màs excelsa a la que convocan los que detentan el STATUS QUO de una nación como la nuestra, se requiere que el personal adopte como  humanismo el respeto a  la legalidad, a las causas antropológicas antes que a los intereses de sus superiores, que sus  juicios morales en la toma de decisiones cotidianas sean la constante y no la excepción, en todas las cadenas de la jerarquía.  Educaciòn es tener un compromiso serio e irrenunciable  para con la excelencia y la erudición. Coexisten múltiples definiciones de educación pero hay una que no tiene mayor complicación pero si cumple con los criterios de verificación: La buena educación  se hace patente cuando los invididuos concretan la solvencia de sus problemas y retos.  Los sistemas educativos exitosos son èstos mismos, como el ejemplo cercano de un país como el Japòn, que a pesar de haber sufrido los embates del imperialismo yanqui y de sufrir una derrota denigrante en la segunda guerra mundial supieron conducirse a ser la cabeza que dirige los destinos de la tecnología y la superioridad acadèmica en todos sus niveles. La vida es un reto a vencer. De no experimentar retos nos convertimos  en los privilegiados que dominan la cadena alimenticia como depredadores o en derrotistas que ya no desean salir de su comodidad que parasitan para poder subsistir. Estos paràsitos los podemos encontrar con toda seguridad en muchas cadenas del sistema educativo en todos sus niveles, desde el preescolar o la universidad. Son académicos o trabajadores de la educación que no les gustan los retos, que solo asisten por cobrar y que nunca han producido ningún cambio en su entorno, nunca han producido un texto o propuesto una solución a un problema. Son elementos, en ocasiones, muy oportunistas porque toman un libro para prepararse para un examen que les otorgue un ascenso pero no vuelven a edificarse en ningún arte o ciencia, cuando no sea para volver a ascender.

Este parasitismo, conviene decirlo, pavimenta el camino a la muerte de todo el sistema educativo, dado que la investigación y el desarrollo se concreta en las empresas quienes son las que dominan el mercado. Una muestra muy palpable de este parasitismo es la inscripción en el registro de patentes de inventos o descubrimientos hechos tanto en universidades como en empresas, sean èstas farmacéuticas, de la construcción, tecnología etc. Son muy pocas las instituciones educativas, de cualquier nivel, que inducen a los alumnos, y al personal académico a la resolución de problemas o retos. Casi por lo general, tenemos como constante que un sistema educativa solo reproduce y no crea nada nuevo. Es la muerte segura. Luego nos quejamos de que todo lo gobierna el mercado cuando en los sistemas educativos y la población en general no tienen un espíritu de construcción de alternativas o de innovaciones tanto en la resolución de sus propios problemas como en la aportación al inventario de cambios en la globalidad. No es requisito estar inscrito en un sistema educativo, en una universidad para generar propuestas de cambio para la resolución de los problemas que aquejan a la humanidad. No obstante, los sistemas educativos son los primeros convocados a esta tarea. No solo porque que reciben una rebanada del pastel que es el erario publico, también lo està por  su derecho natural  al que està adscrito dada su historicidad, es y fue la escuela,  el escolasticismo,  el organismo en donde se han generado, por siglos, las tareas filosóficas que sentaron las bases  del engrandecimiento de la humanidad mediante la generación del conocimiento y la disposición de nuevos métodos y dispositivos para la satisfacción de las necesidades de la humanidad.  Fue la escuela la precursora, y la burguesìa adoptò sus métodos para generar lo que sería después la puesta en marcha la fuerza  o mùsculo del mercado, la fuerza de la empresa. Representa un retroceso que encontremos mejores recursos humanos en las filas de las empresas que los que generan las universidades de todo el planeta. Es de todos conocido que muchos recién graduados son adiestrados desde cero por las empresas por las carencias que traen en su formación, la cual se potencia en la marcha hasta resultar en excelentes recursos humanos porque la visión de muchas empresas es el de encontrar aquellos talentos ocultos que los jóvenes les son inherentes porque en la medida en que los procesos laborales concurren invarianzas se extrae de ellos los taxones gnoseológicos que el mercado requiere para producir valor agregado.

Es una làstima que en las empresas se produzcan mas invarianzas que en las universidades y sistemas educativos, debido, en primer lugar, al origen de sus recursos que son públicos, pero en segunda, porque las fallas en la educación subsidiada por el Estado es precisamente usada como bandera  por los economistas y tecnócratas para ir reduciendo su presupuesto y, de esta forma, favorecer màs al mercado o libre empresa. Està ya en el subconsciente colectivo que las cosas se hacen mejor en la empresa que en el sector público, y es el parasitismo de sus elementos, producto del nepotismo, del compadrazgo político la razón principal de esta aludida y supuesta inferioridad.

Los paràsitos son los primeros en ser expulsados en la libre empresa, en las instituciones pùblicas pueden durar toda la vida. La contratación en la libre empresa, en gran número de casos  es meritoria y en el sector público es totalmente discrecional. Excepto en el magisterio, en donde supuestamente se contrata a los idóneos, no asì en las cadenas intermedias y cabezas del sistema.maxresdefault (1)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s