Octava y última parte de las Reflexiones pedagógicas de Sor Juana Inés de la Cruz contenidas en su carta a Sor Filotea

la inundacion
Las costumbres
Siempre dispuesta en su espíritu y en su carne, la vida de Sor Juana tuvo una inclinación por el saber, no por un saber concreto, no solo mediante la abstracción, también en la observación de las costumbres antiguas y de su época. Le atañen enormemente las costumbres religiosas, tradiciones milenarias como el lavatorio de los pies y reflexiona sobre su origen que es ciencia misma israelita.

Siempre yendo fuera de sí misma a todo aquello cuanto pudiera observarse, entenderse o aprenderse. Se hizo en ella su principal costumbre conocer el conocimiento, pero las costumbres también. Grandísimo amor tuvo por la verdad, por las letras divinas o humanas, pero también las costumbres de adoración al Rey de reyes, ya sea estudiando el origen de la liberación de los esclavos o las costumbres del matrimonio. Y se hace una pregunta que al mismo tiempo nos la deja a las generaciones mexicanas porvenir: ¿No se fundan las costumbres en costumbres anteriores?

Con ello refería que era de vital importancia tomar en cuenta las anteriores costumbres, reflexionando sobre ellas para fundar unas nuevas. Con este razonamiento, proclama como anatema toda aquella persona que se diga a sí misma, o diga a los demás: Esos eran otros tiempos, olvidémonos de esas costumbres”. Concluye que la costumbre de las arras en el matrimonio proviene de aquella matrona que untaba manteca en las puertas de la casa de unos recién casados. Que la búsqueda de un mayor entendimiento y más profunda abstracción como existe en la redacción de poesía y la oratoria conviene tenga las mismas dificultades gramaticales sobresalientes de Homero y Virgilio y quien se atreva a escribir poesía primero se confiera a sí mismo la belleza y complejidad de la poesía de las sagradas escrituras.

Justifica el debate que anime a cambiar las costumbres por unas que den más libertad a la mujer a participar en el conocimiento, pero sin olvidar los peligros que conlleva la prohibición a la mujer: que es solo trasladar el mismo peligro que contiene la novatez individual al tomar responsabilidades de enseñar o disertar en el púlpito sin la debida experiencia y sapiencia.

Es en este punto en donde Sor Juana establece su contrariedad ante lo que se consideró una falta grave o de desafío al magisterio de la Iglesia al contradecir los postulados en donde se le declara como “ necedad” que Sor Juana abstraiga con razonamientos humanos y filosóficos muchos postulados religiosos de los evangelios.

Era su costumbre, y de toda persona letrada de su época, referirse a cualquier escrito en este lenguaje filosófico, así como también le costó mucho trabajo poder redactar su “Carta a Sor Filotea” sin caer en la tentación del verso y la métrica. Sin embargo el Obispo Don Manuel Fernández de Santa Cruz (verdadera Sor Filotea de la Cruz) le conminó a Sor Juana que dejara la costumbre barroca y filosófica de su época, recordándole su carácter de religiosa, al menos en lo referente a los textos sagrados.

Le dice: “ No repruebo por esto la lección de estos autores, de los profanos; pero digo a Vuestra Merced lo que aconsejaba Gersón: Préstese Vuesa (sic) Merced; no se venda ni se deje robar de estos estudios; esclavas son las letras humanas, y suelen aprovechar a las divinas”. Le molesta tanto al Obispo que bajo un disfraz de religiosa aproveche los recursos de la Iglesia para escribir tantas ideas profanas que se lo reprueba con tal liberalidad: “¡Lástima es que ya que se humilla al suelo, no baje más abajo, considerando lo que pasa en el Infierno!”.

No obstante bajo el travestido carácter de su carta como Sor Filotea le conmina de diferente manera: “Estoy muy cierta y segura que si Vuesa Merced, con los discursos vivos de su entendimiento, formase y pintase una idea de las perfecciones divinas, esto desea a Vuesa Merced quien, desde que la besó, muchos años ha, la mano, vive enamorada de su alma, sin que se haya entibiado este amor por la distancia ni el tiempo, porque el amor espiritual no padece achaques de mudanzas, ni las reconoce el que es puro, si no es hacia el crecimiento: Su Majestad oiga mis súplicas, y haga a Vuesa Merced muy santa; y me la guarde en toda prosperidad.- Deste Convento de la Santísima Trinidad de la Puebla de los Ángeles, y noviembre 25 de 1690 besa la mano de Vuesa Merced, su afecta servidora, Filotea de la Cruz.”

Es así como me pareció muy enriquecedor añadir a ésta la última reflexión pedagógica sobre la Respuesta a la Carta a Sor Filotea,el pensamiento de Sor Filotea (Obispo de Puebla Don Manuel Fernández de la Cruz). Estimado lector, podemos concluir y entender a grandes rasgos las ideas principales de nuestra queridísima monja novohispana:

1.- Ella defiende y sin remedio su postura ante los escritos religiosos de las sagradas escrituras privilegiando las letras humanas, no las divinas, siendo las humanas derivadas de las divinas.

2.- Lo realmente sustantivo de aprender es a veces lo que nos damos solo para saber, y otras veces para ser, y otras veces para hacer, pero imperativo es saber por el hecho de saber.

3.- Justifica su libertad como mujer para abordar las letras y toda área del conocimiento.

4.- Se aprende más siendo lector y escritor que siendo maestro.

5.- No es grato contestar críticas particulares, solo es menester las generales.

6.- Lo que intentemos expresar digámoslo siempre de forma elaborada, no en forma reduccionista o superficial. Si fuera posible en verso con métrica, con la elegancia hebrea y con la medida grecolatina.

7.-Hay malos profesores y son aquellos que no se apegan a la verdad, pero nunca hay malos lectores o escritores. Por lo que quien quiera ser profesor sea el mejor lector y escritor.

8.-Atendamos la influencia de nuestro subconsciente pero no nos dejemos dominar por ella.

9.- Si no ves un posible beneficio o fruto a lo que vas a decir o escribir censúrate, y si te es posible retirar tu publicación hazlo a tiempo. La madre y hermana de Moisés no se arrepintieron de haberlo echado a las aguas del Río Nilo, ya que conscientes eran del bien que produciría con el tiempo disponer la canasta del niño cerca de donde se bañaba la hija del Faraón.

10.- Captura tus ideas en el momento en que surjan.

11.- No es atrevimiento redargüir a quienes nos acusan pero siempre es mejor tolerar que vencer.

12.- Es mejor vivir entre afrentas que vivir con adulaciones, la soberbia nos puede cegar.

13.-Las calumnias pueden ser ocasión de mortificación, pero es mejor te mortifiques a que tu mortifiques a otro. Es más necio quien pudiendo ser bueno y recibir una muerte en estado de gracia la recibe en estado de culpa por tanta afrenta y comisión de pecados.

14.- Dejemos que los que gustan del aplauso fácil y están llenos de soberbia tomen lo que no es suyo, puesto que son ladrones de honra, destruyen talentos ajenos, debaten y discuten creyendo tener la razón pero son carentes de todo conocimiento.
images (16)
15.- Llegará una edad en que tal vez podamos perder muchas de nuestras facultades. Que en ese momento por lo menos nos quede la buena voluntad. Que esta buena voluntad nos distinga de los demás y si nos quitan la presea por la pérdida de nuestras facultades, nos consuele que Dios no quitara de nosotros la corona eterna.

Es éste el final de mis reflexiones pedagógicas sobre esta Carta o Respuesta a Sor Filotea de la Cruz. Qué bello momento pasé en el discurrir por las letras de nuestra barroca religiosa durante varios meses. No pudo ser mejor final que el que un maestro lea que si un día le llegaran a quitar su trabajo por no pasar una evaluación, por haber perdido mucha o toda su facultad de enseñar, de años de trabajo arduo y desgastante frente a grupo, sepa bien que Dios le tiene guardada su corona eterna, la cual ni los gobiernos ni los legisladores le podrán quitar.

Dios guarde a los maestros de buena voluntad con esta bendición final de Doña Sor Juana Inés de la Cruz. Juana Inés de Asbaje y Ramírez. (1651-1695)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s