Sexta Parte Reflexiones Pedagógicas de “ La Respuesta a Sor Filotea”

images (16)
Sexta Parte Reflexiones Pedagógicas de “ La Respuesta a Sor Filotea”

Pedro persigue tibiamente el conocimiento, siempre va a uno o dos pasos atrás en el peregrinar de su maestro, manteniendo una distancia que no debiéramos en la búsqueda de la virtud. Sor Juana declara a Pedro como piedra angular pero también señala atinadamente ese rechazo de este discípulo a la cercanía con el maestro. Juan si empeña todo su tiempo y dedicación y por propia iniciativa está lo más cerca posible de la Verdad, no es el caso de Pedro, quien resuelve por su naturaleza humana que mientras más cercano de la fuente de virtud más cerca estará del fuego del tormento y crisol de la persecución.

La monja novohispana recomienda apertura a muchas y diversas fuentes del conocimiento, a veces no es necesario – dice-, tener tantos libros para estar cerca de la sabiduría. Se torna fundamental desarrollar el sentido de la observación: de contemplar todas las cosas que hay en la naturaleza, las rutas para rodear y envolver el objeto de estudio, y esta acción de observar es conceptualizada por Sor Juana como “una poderosa máquina universal”.

Dice que no hay criatura que por más insignificante o pequeña no nos proporcione alguna particularidad sorprendente. Todas las peculiaridades y detalles que encontramos en la naturaleza nos impulsan a gritar, en todas las direcciones del viento, qué tan sabia es la creación de Dios. Herramienta fundamental en el conocimiento es la observación cuya corona final se produce con la materialización de toda la información para su divulgación a través del acervo bibliográfico.

No debemos restarle importancia a la observación en el currículum formal. Todo esta gran realidad de genios e ingenios propios de la naturaleza será a nuestros ojos distinguible toda vez que nos decidamos a desarrollar un entendimiento sensible y bien formado, cualidad que será evidente siempre que nos pasmemos con todas las características visibles u ocultas de los objetos de estudio. La “observación educada” es la madre del entendimiento.

Nuestra jerónima monja nos pone algunos ejemplos de cómo se utiliza la observación con el fin de discernir y entender nuestro entorno: Dice que si vemos una figura podemos, mediante una observación pronunciada relacionar sus proporciones con otras figuras diferentes, que a veces se paseaba por su dormitorio,- una habitación de proporciones muy elaboradas- y es muy propio observar las líneas de sus lados paralelas y su techo a nivel con respecto a la horizontal, ella notaba que su techo estaba mas bajo en lo distante que en lo próximo, de donde infería que las líneas visuales – por esa distorsion de la ilusión óptica-, en realidad no son paralelas, que son oblicuas y si las prolongas más, llegan a formar una figura piramidal.

Esto le ayudó a comprender a los filósofos antiguos quienes dudaron de si el mundo era esférico o no, porque muchas veces nuestra vista nos engaña, cuando no sabemos observar, y las figuras nos podrían demostrar concavidades que realmente no tienen.

Primordial, viene a ser, elevar el nivel de nuestra capacidad de observación, aunque por más que la elevemos nunca alcanzará la perfección.

Puede considerarse, – según la religiosa-, con un cierto grado de locura observar a detalle las cosas que se mueven a nuestro alrededor:
********************************************************************************************************************
*Las líneas reales o imaginarias como aquellas que ella se formó en su mente cuando le puso a un trompo, que bailaba una niña, una cierta cantidad de harina cernida para descubrir durante el movimiento si al bailar el trompo, las líneas espirales eran totalmente circulares o si iban perdiendo su carácter circuncéntrico al ir remitiendo el impulso.

* Ya de pronto se ponía a observar a otras niñas mientras jugaban con alfileres, juego considerado por ella de lo más frívolo y pueril, y se ponía a contemplar las figuras que formaban y encontró en esta construcción lúdica de alfileres el misterioso anillo de Salomón, al observar que al enlazarse un alfiler con otro formaban un triángulo -representación de la Santísima Trinidad- la cual obra tantos prodigios y maravillas, figuras que también tenía el arpa de David que tan excelentemente sanó con su sonido a Saúl.
********************************************************************************************************************
Muchas otras observaciones más cotidianas y propias de una mujer refiere haber hecho como cuando al estar guisando el huevo se fríe en el aceite, por el contrario “se despedaza” en el almíbar, y detalla otra diferencia entre la consistencia de la clara y una yema del huevo puesto que al unirse con el azúcar el efecto que tiene una es diferente a la otra y todo lo cual le hace manifestar a Sor Filotea que la observación de todos estos detalles pueden resultar en agobio y frivolidad… y para otros tantos la observación y curiosidad del ojo científico puede provocar incluso la risa.

Será acaso ésta la primer discusión de equidad de género registrada en nuestro amplísimo compendio de obras literarias en la historia del pensamiento mexicano cuando incita a Sor Filotea (asumiendo que el Obispo de Puebla es mujer) recordar su carácter de inferioridad como mujer prevalente en la sociedad colonial al preguntarle ¿qué podemos saber las mujeres más que filosofías de cocina?, pero se escapa hábilmente de la discusión citando una frase de Lupercio Leonardo: “Que bien se puede filosofar y aderezar la cena al mismo tiempo”.

No abunda mucho en esta manifestación de ideas de equidad de género, ya que al igual que otras declaraciones escritas, le acarrearon sanciones ( como la clausura de su biblioteca), rehúye acuñando una frase extraordinaria y con ella pone punto final al tema declarando que la cocina puede que no sea exclusiva de las mujeres y la filosofía de los hombres:

“Si Aristóteles les hubiera guisado, mucho más hubiera escrito”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s