Los Hongos Venenosos

Los hongos venenosos.

hongos venenosos

-Ninguna sonrisa en el poblado es como la tuya Ponchito-, le decía su abuela Nora, cada mañana sabatina al primer rayo del alba al compartir con su nieto el desayuno, seguido de un inagotado afán de quehaceres domésticos ocupándolos a ambos. Su abuela le había encargado reservar cinco lugarcitos en el jardín para plantar varios arbolitos, pero precisamente en esos lugares, sorpresivamente aparecieron de la nada unos hongos venenosos. Ponchito no los conocía y mucho menos lo oportunistas que eran.

Un día pasaba un jardinero por la casa. Después de cortar las plantas del vecino soplaba con una cerbatana. Ponchito pudo observar que de la cerbatana eran esparcidas por el aire unas como semillitas que al ser polen el viento fácilmente las levantaba de mil lugares y caían dentro del jardín de la abuela. Ponchito no tuvo buena corazonada sobre estas semillas y pronto se dispuso a estudiar con detenimiento el extraño suceso.

Cierto día al regar su jardín, Ponchito se puso a estudiar a los hongos que habían aparecido y que ocupaban los lugares que su abuela había destinado para plantar arbolitos frutales. Pasaba una parvada de hormigas por entre las piedras, y al llevar su alimento cargando formaban vocablos muy fáciles de reconocer. Las hormigas le dijeron toda la verdad sobre la aparición de esos hongos. Le contaron que el jardinero se encargaba de sembrar esos hongos con su cerbatana, los hongos y el jardinero tenían un pacto para asegurar la permanencia de todos en el vecindario, ocupar los espacios destinados a los árboles frutales. Experimentó miedo al terminar de leer en los cuerpos de las hormigas estas historias desencadenantes y condicionantes. Frustrado y triste, no pudo más que dar puntual registro a lo palpable de un seguro envenenamiento de la tierra provocando que todas las plantas, arbustos y eucaliptos los aceptaran y cedieran sus nutrientes.

Uno de ellos, en especial, era el que mas le provocaba pavor. Era el que creció en menos tiempo. Ese mismo, de aspecto aborrecible, era por mucho, el más abominable. Amenazaba con quitar todos los nutrientes a todas las plantas y éstas ante dicha amenaza se ponían tan marchitas que cualquiera podría discernir su deseo de cambio. A este hongo lo apodó Tirania. Otro hongo de apariencia agradable lo nombró Yeselerica, siendo carnosa y frondosa daba sombra por un tiempo a los caracoles y otras plantitas, pero después los dejaba sin energía y acaparaba todo el agua hasta provocar se marchitara todo. Ponchito estuvo a punto de cortar este hongo, pero desistió de hacerlo al advertir la presencia de un aura sinigual que desprendía una pequeña germinación en el tallo.

Al poco tiempo, a la abuela Nora le regalaron tierra barbechada y se la puso a todas sus plantas, era una tierra tan rica en humus y minerales característicos de un jardín exuberante y perenne.

Un día, apenas refrescaba la mañana cuando la abuelita cayó enfermita y ya no pudo salir a atender a sus plantitas. Le encargó a Ponchito no hacer nada en contra de esos hongos venenosos ni les racionara el agua por más numerosos que fueran. En su resignación le explicaba a su nieto que si habían aparecido era por algún fin o motivo desconocido y más valía dejarlos en paz. Ponchito decidió poner un cerco para detener el crecimiento de los hongos y compró un abanico para soplar en contra cada vez que el jardinero pasara con su cerbatana. Murió la abuela y los hongos no desaparecieron. Ponchito creció y aprendió que en la vida es inevitable ver crecer a la cizaña y a las plantas inicuas, pero también logró clasificarlos en un cuaderno de notas. Quien leyera sus apuntes sabrá distinguir los que son buenos o comestibles de los tóxicos, cualquiera podría confundirse….FIN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s